May 27, 2008

Visitante

Hacía mucho tiempo que no venía.
Algunas noches lo esperé, pero me acostumbré a su ausencia más rápido que a su presencia.
Con su llegada todo se llenaba de ruido, prefería su lejanía silenciosa.
Su incansable ir y venir provocaba repulsión. No había manera de atarlo, era mejor así.
Ayer regresaste, no pude dormir. Intenté ignorarte pero fue imposible.
Tú zumbido fue demasiado fuerte.
Me levanté y conecté el Baygon contra mosquitos.

6 comments:

Ana said...

Jajjaja, me hiciste reír, muy ingenioso. Muy bien 10 felicitado!

Alemamá said...

Una pulga me puede usar de resbalín y la puedo ignorar, un mosquito zumbón, ¡imposible!
Buen post, je

Z&Z design - ChZ y Mariespe said...

Gracias x la visita a nuestro blog, nos estamos leyendo!

luks said...

estoy de acuerdp z

Hernando said...

mientras no te los comas ... está bien, jjaja.

zocadiz said...

nunca me he comido un mosquito...
creo. jeje