May 14, 2008

Ayer

El día anterior se esfumó llevándose consigo las idas a la universidad en bicicleta, las funciones de cine a deshoras, el trabajo en equipo hasta altas horas de la noche, la fuerza del cuerpo.
Todo había pasado repentinamente, le parecía la noche más extraña de su vida, sueños caóticos como fruto del calor sufrido.
Había dado vueltas en la cama sin lograr conciliar el sueño, todo parecía haber girado a su alrededor gritándole en un idioma incomprensible. El cansancio que parecía anudarle la garganta, le impedía exhalar un grito de auxilio. ¿Todo había perdido sentido?
Su mente no podía hilar un pensamiento coherente. ¿Estaría al borde de la locura?
Las aguas mansas parecían ir ganando terreno velozmente. Su sangre, antes espesa, rebosante de salud y nutrientes ahora parecía adulterada. Pensaba que probablemente él tendría la sangre fría como los cocodrilos o----- como los muertos, al pensar esto un escalofrío recorrío su cuerpo. Pero no le tenía miedo, ella y él habían tenido ya numerosos encuentros, eran viejos conocidos. Aun cuando en el último encuentro él era un niño, ella no lo había ignorado, dejando una estela difícil de difuminar. Ahora se enfrentaría en duelo con ella, un tú a tú, ya vería si era tan fuerte como presumía. Estaba listo para el combate, no lo tomaría por sorpresa...

1 comment:

Kenissee said...

hola mz
me gusta tu monita se ser o no ser
es buena la idea.... niña ansiosa
saludos