Apr 20, 2008

Niñas

Hoy las encontré. Estaban en misa. Eran dos, idénticas como 2 gotas de agua.
Con grandes ojos negros, pelo chino alborotado, mirada inquieta, labios gruesos, narices anchas y chatas. La madre se habia esmerado en peinar los cabellos rebeldes con unos grandes moños rojos que hacian contraste con la negrura y espesura del pelo de las niñas. Escuchaban atentamente los cantos y parecería que rezaban, no parecía, realmente lo hacían, tenían un diálogo con la divinidad, de tú a Tú, sin hipocresía, sin máscaras. Y a mí, me distrajeron. Quería pedir como ellas, porque sabía que serían escuchadas: ¿Quién podría negarles algo?

2 comments:

Alemamá said...

Acabo de anotarte en mi lector de feeds. ¿Cómo pude demorarme tanto? es que me encanta lo que escribes. Todo muy bien hecho par aun blog: variado, inteligente, bien escrito ¡y breve!
Además, qué gusto que compartamos nuestra fe, algo fundamental para mí, que explica mi pasado y mi futuro e ilumina mi presente.

Hermosas observaciones estas, Zocadiz, creo que así no perdiste el tiempo. Es como aquello de ¡enséñanos a orar! que le dijeron al Señor, y salió nada menos que el Padrenuestro.
Un beso grandote.

Anonymous said...

YOOOOOOOOOOOOOOO