Apr 2, 2008

Faena en el tráfico.

Con el regreso a clases de 25 millones de chamacos y de 1 millón de profesores, la ciudad ha perdido su encanto pascual: el tráfico ha vuelto a la normalidad, el sonido del "claxon" suena al máximo esplendor, las histerias de choferes renacen a la máxima potencia.
Envuelta en este maremoto... Ya sé que tramo es el mejor (con más exceso de tráfico, camiones, semáforos, coches, sin baches, sin curvas) para lograr colocar en mi cara rubor, rimel, sombras...

Antes de pasar por el puente, esquivo al camionero que ya hizo la parada y coloco mi bolsa de maquillaje en las piernas para evitar que se ruede por el piso todo el contenido.
Comienzo con la base de maquillaje, es líquida por lo que es un gran reto para que no se escurra y ocasione el peor de los accidentes. Aprovecho que ese ya se detuvo para comprar el periódico para desaparecer las ojeras, bueno o al menos que no se noten tanto.

Después aplico el polvo, como tengo al sol de frente todas las imperfecciones de mi rostro salen a la luz, mientras aquellos dos se detienen para ver quien fue el culpable del choque, me pongo nerviosa porque descubro un granito nuevo en la frente.

Llego al semáforo y es turno para que el rubor coloree mi tez facial. El tiempo de duración de esa luz roja es el justo y necesario para terminar con la tarea, mis mejillas adquieren color.
Cuando los de a lado están enfrascados en un pleito y se recuerdan a las autoras de sus días, el rimel empieza a dar "grandeza" a esas pestañas de aguacero que poseo.

Cuidado con ese nuevo bache que podría ocasionar un caos, no víal, pero sí facial.
Sigue el turno de las sombras, un poco por aquí, un poco por allá...listo, en lo que el policia entorpece el tráfico deteniendo a ese taxista.

Echo una última mirada al conjunto en su totalidad. Ok, pongo todo en su lugar. Cierro la bolsa de maquillaje. Me concentro en manejar y llegar puntual a la oficina. Ya estoy a un paso...

7 comments:

riCh said...

Por que no te levantas 10 minutos antes?

zocadiz said...

rich, tu podrás contestarte esta pregunta porque creo que siempre hemos sido muy parecidos... no??? jejeje

Fón said...

"se recuerdan a las autoras de sus días..." me gusta. Lo cotidiano es atractivo también, hay que colorearlo como tú haces y se lo coge el gustillo... cotidianidad, nada que ver con monotonía.
Curioso.También soy el sexto de siete hermanos.
un saludo

maria jesus said...

¿No haceis turnos para el cuarto de baño?

Kenissee said...

hola mz
creo que soy no soy la indicada para hablar de esto pero la verdad que hueva....
hay otras cosas que puedes hacer en el coche camino al trabajo. bueno aca no hay tanto trafico.
directo al trabajo la parada solo es el semaforo... ups
que horros vivir en el DF

Léo said...

Siempre me ha sorprendido esa habilidad que tienen las mujeres para poder darse una manita de gato en estas circunstancias. Tengo una prima que lo hace en el metro todos los días y a un segundo de que tenga que dejar el vagón guarda todo y como si nada y despampanante

zocadiz said...

Fon: Bienvenido al blog! Espero que nos leamos seguido.
Sí que curioso, pero los "sextos" somos muy curtidos y raros especímenes..jejejeje

María Jesús: jajajaja lo peor es que tengo un cuarto de baño para mí, pero es la costumbre de hacer algo en el tráfico

Kenissee: Olvídalo, tu no te maquillas ni estando en un solo lugar..jejejeje

Leo: es el don femenino!!!! ;)