Mar 3, 2008

Ella y Él

Nunca se había llevado bien con él, le parecía demasiado soberbio: se siente el centro de todo, qué engreído.
Estos pensamientos venían a su mente sobretodo recordando aquella vez en la que buscó refugio en sus brazos, quería un poco de calor fraternal. Pero Él lo estropeó todo, dejando una marca en su ser. Esa marca tardaría en borrarse. Sin embargo, Ella volvió a su lado. No podía vivir sin Él, aún con marcas y huellas, lo necesitaba para que su vida no perdiera la luz, el cobijo, el día.

Pero Él, no podía, no debía concentrarse en nadie que no fuera Él mismo. Y esta característica le venía por naturaleza y nadie puede escapar a lo dictado por la esencia.

Así continuo la vida, Ella con Él; Él con... quién sabe: con todos y con nadie. Encerrado en su propio ser, ocasionaba que cualquiera que se acercase a Él terminara con graves quemaduras.

Ella se fue protegiendo: hasta quedar cubierta por la tierra, sólo en ese lugar, solo ahí, ÈL, EL SOL, ya no la lastimaría más.

6 comments:

chusso said...

¿duh?

hay Zeta menos poetica ehhh

besos

Anonymous said...

Si no te conociera diria que eres una persona muy triste o sumisa... but i don´t think so.

BARAJAS83

La Parolis said...

Me gustó mucho tu post. Muchas gracias por hacerlo notar en mi blog.

Ella no necesita de ese sol, ella necesita ser EL SOL...de alguien más.

Te sigo leyendo! Saludos!!

zocadiz said...

Chuzo, el post resulta de un día bajo el sol que me ha dejado huellas.jajajajaja

Barajas83, Ella no soy yo... jajajajaja

Parolis, beinvenida al blog!!! tienes razón ese sol es inhumano... gracias a Dios que no es el mío y fue un invento de una insolación. jeje

rich said...

shaq,

segura que es por el sol que escribes cosas tan fumadas? Me recuerdas a un amigo que solía abusar de sustancias psicotrópicas y luego decía que anda "rete-insolado" jejejee

Hernando said...

Rich ... q bueno q se lo dijiste t� primero.
Mazell ... creo q el cigarrillo del rally fue demasiado fuerte.