Mar 24, 2008

Buenas acciones.

Hoy rompería la dieta. Se sentó, pidió hot-dog y orden de papas a la francesa. Todo eso acompañado de la coca light que no falta. Traía un espíritu dadivoso.
La mujer de enfrente quien comía sola, pidió su cuenta. Al momento de querer sacar efectivo, notó que el billete había cambiado de dueño. ¿Mi billete de 500? ¿Dónde está? ¡Se me ha caido!
Al verla en tan grande apuro, salió en su ayuda, pensándose como la gran heroína que surge de la nada para socorrer a los más necesitados. ¿Trabajas por aquí? Toma mi tarjeta, allí vienen mis datos, déjame tu cuenta yo me hago cargo y después me pagas.
Los empleados del local observaban todo atentamente. Ella se resistía a aceptarlo, pero miró a su alrededor y al notar miradas perspicaces de ¡Qué rata! ¡Qué buena actuación! ¡Ese truco ya me lo sé!, aceptó la proposición y salió despavorida del lugar prometiendo estar de vuelta en 10 minutos.
Continuó saboreando el hot-dog y sus papas francesas. Terminó de comer y ella no regresaba. Se hacía tarde y debía volver a la oficina. Pidió la cuenta. Ella no venía. Sacó de su cartera un billete de $500 y pago. De regreso a la oficina pensaba: me han estafado.
Una vez perdida la esperanza de volver a verla, se dispuso a seguir con su día de trabajo. En eso estaba, cuando la llamaron: te buscan. Y era ella, en la puerta, con el dinero prestado y una flor en señal de agradecimiento. Intercambiaron datos y quedaron en ponerse de acuerdo para comer. Ella es directora comercial de una compañía constructora. Y aquella otra es una persona con suerte que había encontrado un billete de $500 en la calle.

8 comments:

Anonymous said...

nice! Dile que nos consiga chamba a todos... ;-) http://insomniok.blogspot.com/

BeRe - NiCe said...

hola mz
Guau.... todavia existe gente en la que se puede confiar... a pesar de que no la conozcas.
suerte bye

maria jesus said...

¿Y no se le ocurrió que el dinero que encontró podía ser de la otra?

chusso said...

el encontrarse dinero debajo de la mesa justo al lado de la otra persona a la cual se le perdio, no es suerte...

Chido por la ñora que regreso con la lana y la otra todavia se sentia defraudada de un dinero que ni suyo era...oohh Dios.

Lo que hay que ver

Zeta reagendame no?

el chusso

zocadiz said...

Bere-nice... pero solo la que volvio es buena, que la otra no lo sabemos.

Maria Jesus: eso suponemos. ¿¿Se pasa de lista??

Chusso: reagendamos??? cuando??? la prox semana??? Obvio eso no es suerte, es ser listo... o como diría la raza "vivo".
jajaja

Anonymous said...

qué tipa!!! te hiciste pasar como buena gente cuando más bien te rateaste el dinero!!!! no te va a dar pena irte a tomar un café con tu víctima??????? y todavía te sentiste estafada?? la estafadora eres tu!!

patzarella said...

qué buena historia !!! Que aunque digan lo contrario, que padre es confiar en los demás !!

zocadiz said...

Buena historia Zocadiz, las buenas acciones siempre se recompensan, aunque saludes con sombrero ajeno. Nos leemos.Bye