Dec 12, 2008

guadalupanos

Ayer en la noche me fui a felicitar a la Virgen.
Como siempre, la fe de las personas que van a la Villa es tan gorda que se puede cortar.
Impresiona ver a los peregrinos, cansados de la larga caminata, entrar con alegría y aplaudiendo.
A los pies de Guadalupe, se lanzaban porras: A la bio, a la bao, a la bimbomba, Lupita, lupita, rra rra, rra.
Los cantantes de televisa le llevaron serenata y el folklore mexicano estaba a todo su esplendor en la explanada: bailes prehispánicos, tamboras, tamales, atole, ponche, veladoras, cantos de ancianas, ciclistas, corredores, personas con cartulinas agradeciendo a la Virgen favores recibidos. Qué grande es su fe, ellos saben que Ella lee sus letreros y le gustan esos detalles.

A los únicos que les faltó echarle una rezadita a la Morenita fue a los jugadores de Cruz Azul, que por eso se los llevó el diablo toluqueño.
P.D. El día que gane el cruz azul una final en su estadio, sabré una cosa: tú no estabas ahí. ja!

3 comments:

AleMamá said...

Qué maravilla de tradiciones, Zocadiz, y qué bueno que hayas ido allá tú que puedes hacerlo.
Besos

Kenissee said...

uuuyyy que ruda...
saludos

gabriel revelo said...

ahhh el cruz azul!!!!! yo le voy al atlante, en cierta forma me alegró el marcador jojo...

saludos!