Feb 3, 2010

La cruda realidad

----Hija, Santa Claus no existe.
----Ah! Ya lo sabía mamá.
----Que bueno mi hijita. Tampoco existen los Reyes Magos ni el ratón de los dientes.
----¿Qué? ¿Ellos no existen? ¿De verdad?
Lágrimas de la niña.

6 comments:

Gabriela said...

¡Pobrecita! Qué duro choque con la realidad...
A mí me pasó con el ratón de los dientes: de un hachazo me dijeron que no existía.

AleMamá said...

¡Ay, qué penita! matar la ilusión de cuajo, eso es lo que pasó.

Fernando said...

Querida Zocadiz, parece un tema de risa, pero en realidad es un asunto bien serio.

Hace semanas, en Navidad, un bloguero argentino explicó la gran discusión que había habido entre su hijo y un primo del niño. El hijo había sido educado en plan tradicional, y creía en los Reyes Magos; el primo en plan moderno, y creía en Santa Claus. Hubo una gran discusión teológica entre los niños sobre cuál estaba en la verdad y cuál en el error.

Pobre niña, la de tu post.

Léo said...

Yo lo encuentro bastante gracioso, aunque que madre tan directa un poco de tacto no?? Jaja.

ana said...

me gustó pasarme por aqui
repetire
besos

Kenissee said...

aaaahhh pobre deberia haber clases para los papas para que les digan como romper ilusiones!!!!