Feb 27, 2008

Apología de un cabello chino

Hoy amanecí pensando en mi cabello.
La forma del cabello marca personalidad. Y es que las de cabellos curvos dan apariencia de ser más buena onda, desparpajadas, naturales, instantaneas: no tienes que fingir nada de nada, sales de la regadera, pones algo de mousse y listo, estás preparada para todo lo que te presente el día; juntas formales de oficina, reuniones con amigas, encuentros inesperados con personas indeseables, correr de un lado a otro, subidas al transporte público, para todo te ves arregalda de manera adecuada, ni muy muy ni tan tan.
Los rizos sueltos a la altura de los hombros dan apariencia de intelectual, sólo un toque de lentes, libro en la mano y pasas por mujer seria, con contenido, pero accesible porque el cabello curvilíneo no asusta, sino que da un aire de familiaridad.
Aunado a esto la forma de olas del mar brindan tranquilidad, ganas de sumergirse, sensación de inmensidad, de grandeza. Su movimiento continuo es remembranza de lo inquieto del espíritu, de lo móvil de la vida, de lo pasajero del presente. Y es que tener cabello, y además que sea chino, y además que sea largo, es adelanto del paraiso. Mi hermana L. cambió el paraiso por un plato de lentejas: alaciado permanente.
Por esto y muchas cosas más, defiendo mi cabello chino, chino mi cabello.

13 comments:

BeRe - NiCe said...

lo que son las cosas hablar de tu cabello??
que ñoña lo del libro y los lentes esa eres tu.. bien .....

am said...

Jaja, se me hizo super simpático tu post!

Yo desgraciadamente, soy de las aburridas que lo tienen lacio, pero natural. Así nací, ni modo jaja. Veo que has vuelto a escribir, te linkeo!

Saludos!

Ana mari

zocadiz said...

Bere - Nice... obvio que mi cabello chino va conmigo... soy yo.

AM... si asi es he vuelto a postear... espero adquirir el hábito. Y cuando quiero ser seria y formal me plancho el cabello...jeje.

Lupita García said...

Vaya manera de concebir el cabello chino, jajaja, y todavía más de defenderlo dejándolo también como símbolo de la naturalidad, de la herencia recibida y de la personalidad que se construye entre vaivenes o como sencillas olas de mar, no crees?

Te mando un abrazo!

zocadiz said...

lupita
qué gusto que me hayas leido. Arriba el cabello curvo.
deberías incursionar en el mundo del blog!!!!

teka said...

me ha costado un monton encontrarte pero ha merecido la pena!!
yo soy tambien de las del pelo lacio.jeje.me ha gustado mucho tu post.Nos veremos más por aqui

teka said...

ah!por cierto ya tienes un link en nemoteka.

zocadiz said...

Teka, me da gusto que hayas luchado por reencontrarnos. esas relaciones por las que se lucha son las que más valen la pena.

qué lástima lo del cabello lacio.. jajaja
nos leeremos.

andrea said...

zell,

no podría estar más de acuerdo. siempre quise encontrar palabras para defender mis rizos, tu las escribiste.
me ha gustado tu blog.

andrea ortega

zocadiz said...

andrea!!! Que gusto que te hayas dado una vuelta por aquí... espero que nos leamos seguido.
OBVIO EL PELO CHINO ES EL PELO CHINO.. Y NO LO CAMBIO POR NADA...
salu2

Hernando said...

Mariazell ... q pena q estés tan influenciada por anuncios de champú.

San said...

Arriba el cabello chino.
Estoy contigo 100%., sigue escribiendo asa. saludos

Anonymous said...

hola, me gusto tu manera de describir este cabello taan peculiar , yo soy de cabello chino y e aprendido a convivir con el.. (auq confieso q alguna vez paso por mi ente la idea del permanente)...y cuando no tengo ganas de peinarme me lo plancho pero luego extraño mis chinos o me aburre verme igual y regreso a la normalidad..
en general considero q es muy divertido ser mujer y jugar con nuestra... apariencia...sin cambiar nuestra esencia..