Feb 7, 2011

El aspecto social.

Los compromisos sociales la ahogaban: la vida social requiere mucho sacrificio.
Ya había olvidado cuando fue la última vez que vio a sus amigos. Es más cómodo así.
Las personas agradecían su presencia en cada evento. Iré sólo un rato, es algo especial para ellos.
Le tenía sin cuidado asistir o no. Amigos nunca faltarán. Hoy no iré que flojera.

Siempre necesitamos de un punto medio, un equilibrio y balance.
Ni siempre ni nunca: gran frase.

4 comments:

Gabriela said...

Creo que me identifico más con las reflexiones en color morado. Al menos, me simpatiza más quien piense así.
Te extrañaba. ¡Bienvenida de vuelta!

Maria Jesus said...

Me ocurre lo que a Gabriela, no me gusta demasiado la vida social

AleMamá said...

No soy muy sociable, por desgracia, pues es bueno serlo con la prudencia indispensable a toda actuación, lógico.

Otra cosa es cultivar una amistad, que de tanta pereza o dejación termna por perderse uan fuente de alegria y amor del bueno.

San said...

Ni muy muy, ni tan tan decía a mi abuela, aunque entre el trabajo, compromisos y vida propia, a veces dejamos a las amistades un poco de lado aunque nunca olvidadas. Es bueno ser sociable pero siempre sin perderse a uno mismo, momentos de reflexión interna son la clave del crecimiento personal.
Un abrazo y espero que nos vemos pronto, es especial para mi.