Nov 9, 2010

Martes 9 de nov

El hombre del corazón helado meditaba en las características del fuego que le gustarían: que no queme, que abrase pero no consuma, que se mantenga siempre encendido.

Concluyó: Ese fuego no existe. Mejor no juego con él.
Y volvió a afirmar: huiré.

1 comment:

Maria Jesus said...

Pues, hasta que se de cuenta de su error, el se lo pierde.