Oct 22, 2010

La justicia

En México eso no existe. Dos ejemplos de eso:
1. Los policías se ocultan en calles aledañas para atrapar a los conductores que hayan infringido la ley. En realidad no les importa el cumplimiento de la misma sino extorsionar a aquellos que la quiebren.
2. Después de una tragedia en la cual fue asesinada una conocida por su exnovio loco en su casa, el ministerio público extorsionó a los padres de la víctima: "Si no quieren que en el acta se les acuse a Ustedes de asesinato, deben depositar la siguiente cantidad en esta cuenta bancaria". Aunado a la pena de la pérdida está la sensación de impotencia frente a este atropello de la "autoridad".

Las autoridades mexicanas no buscan ni la justicia ni la verdad.

3 comments:

Gabriela said...

Lo más triste es que, con toda certeza, ese no es un mal exclusivo de México.

AleMamá said...

Tenemos muchos defectos en Chile, pero la policía es bastante honesta. Si aparecen casos de corrupción -que lo hay, pero son raros- se les aplica ¡ya! todo el peso de la ley, y el repudio ciudadano es lo peor.

Gracias a Dios

Maria Jesus said...

Es terrible. Había oído que pasaba eso, pero pensé que eran exageraciones