May 17, 2010

Ángulos

En aquel restaurante él hablaba. Ella tomó el primer bocado, sus ojos se llenaron de lágrimas mientras se llevaba la mano a la boca. Él guardó silencio.
Los que los rodeaban cuchichearon el suceso "Seguramente acaba de terminarla" o afirmaban con severidad "acaba de pedirle el divorcio" "Seguro le fue infiel". Ella pensaba en lo caliente del bocado.

Percepción vs Realidad.

5 comments:

AleMamá said...

Sucede. Tenemos larga la opinión y el posterior chisme

Gabriela said...

En resumen, nadie sabe lo de nadie.

Jorge said...

Le apuesto $100 a La Realidad, ¿cuándo juegan?. Saludos, ya te vi en cantando "este sábado, al medio día".

Hilda said...

suele pasar, juzgamos las cosas sin saber!

saludos. Hilda

Léo said...

Jajajaja sí, yo hubiera sido parte de esas malas percepciones.