Dec 5, 2009

Extranjero

Sentimientos encontrados.
Corazón aprisionado.
Terruño rasgado.
Melancolía enfrascada.
Respiración entrecortada.

La estancia en un país ajeno no es fácil y menos, creo yo, cuando se es mexicano.
Aún así, a veces se necesita aire nuevo, llenar los pulmones y emprender la marcha.
Esta sensación de encierro asfixia, aprieta la garganta, el corazón está estrujado. Los culpables de todo son la música, la época y las noticias recibidas.

6 comments:

Gabriela said...

Siempre es difícil estar lejos de casa. La rutina aprieta, pero cuando salimos de ella, la extrañamos.
¡Ánimo!

zocadiz said...

Gabriela,
Gracias. A veces uno se siente extraño incluso en la propia casa.

Kenissee said...

y al final extrañamos lo cotidiano, y las personas que se encuentran a nuestro alrededor..

derechofamilia-páginas libres said...

La sensación de melancolía, de encierro y de estar triste me son tan cotidianos ultimamente, que no se que decirte. Estos días cercanos a la Navidad, me siento muy sola.
Cariños,
María del Carmen

derechofamilia-páginas libres said...

La sensación de melancolía, de encierro y de estar triste me son tan cotidianos ultimamente, que no se que decirte. Estos días cercanos a la Navidad, me siento muy sola.
Cariños,
María del Carmen

derechofamilia-páginas libres said...

!!Qué raro!!, últimamente se me duplican los comentarios, disculpa, mi Laptop debe estar loquita, o el Internet me está jugando una mala pasada. Mis comentarios salen "clonados".
Besos,
María del Carmen