Oct 29, 2009

El impacto de las güeras.

Sanne es holandesa, alta, de tez blanca, fornida, ojo azul, en una palabra es un mujeron.
Estuvo en la empresa unos cuantos meses para hacer sus prácticas profesionales.
Para despedirla fuimos a comer a un restaurante de la zona de Polanco.
A la salida, Sanne iba delante de mi. Me quedé atrás por algun motivo y cuando retomé el paso, escuché a unos meseros: Con ella sí te casas, no?
Me causó risa ser testigo del impacto generado por ver a una "güerita", valientes malinchistas.

5 comments:

Gabriela said...

ja, ja, ja.
Imagino las caras de los mozos (así llamamos a los meseros en el Perú). La cosa sería conocer la opinión de Sanne.

AleMamá said...

Por esta parte del mundo a las "güeritas" las llamamos blancas, nada más. No conocemos el término ( yo sí por una tía que vivió en tu país) pero también tienen ventaja por ser distintas, creo.

maria jesus said...

Y las güeritas tomando el sol como locas, o rayos uva, para ponerse morenas

Anonymous said...

Gely, lo que no sabes es que se referìan a ti!!!

riCh said...

Cero envidia eh shaq....